Día del trabajo by Meredith Dash

By Meredith Dash

Show description

Read Online or Download Día del trabajo PDF

Best no-ficcion books

Los Origenes del Totalitarismo

Infrequent booklet: fee in USD

Perspectivas Actuales de La Educacion (Spanish Edition)

Infrequent publication: rate in USD

La era de la información: Economía, sociedad y cultura: el poder de la identidad, vol. 2

Este volumen analiza l. a. oleada de expresiones de identidad colectiva que desafian los angeles globalizacion en defensa de l. a. singularidad cultural y el regulate sobre l. a. propia vida y el medio ambiente. Analizando el desarrollo de movimientos proactivos y reactivos como el feminismo, el ecologismo y los movimientos de resistencia, que intentan modificar las relaciones humanas en forma radical, el autor muestra como las categorias fundamentales de l. a. existencia son transformadas por los angeles influencia combinada de las fuerzas tecnoeconomicas y de los movimientos sociales.

Extra resources for Día del trabajo

Example text

Algunas veces debe ocultarse y otras mostrarse. Hay códigos muy precisos que rigen sus apariciones y las de tal o cual parte de su cuerpo. El cabello, por ejemplo, síntesis de su seducción. Véase Adelina Daumard, La Bourgeoisie parisienne de 1815 à 1848, París, Albin Michel, 1996; Scarlett Beauvalet-Boutouyrie, Être veuve sous l'Ancien Régime, París, Berlín, 2001 65 40 Primer mandamiento de las mujeres: la belleza. "Sé bella y cállate", se le ordena, quizá desde la noche de los tiempos. En todo caso, el Renacimiento insistió particularmente en la división sexual entre la belleza femenina y la fuerza masculina.

Sin embargo, parece ser más frecuente a principios del siglo XX, sobre todo en Inglaterra, donde se deploran las redundant women pues no se sabe qué hacer con ellas. El matrimonio, "arreglado" por las familias y a su voluntad, pretende ser una alianza antes que un acto de amor, deseable pero no indispensable. Los padres desconfían de la pasión, destructiva, pasajera, contraria a una buena raigambre, a las uniones duraderas que fundan las familias estables. "Matrimonios por amoríos terminan en líos", decía Brantôme.

No miento al decir que durante todo el tiempo que empleo en esta tarea me acunan mil pensamientos deliciosos. Dar los propios cabellos es dar parte de sí mismo, una parcela del propio cuerpo al otro. Un fragmento que resiste el tiempo. Rapar a alguien, hombre o mujer, es tomar posesión de él, es anonimizarlo: a los conscriptos se les pasa la "máquina cero" por razones higiénicas, pero también disciplinarias; los esclavos en la Antigüedad tienen las cabezas afeitadas, así como los reclusos o los prisioneros.

Download PDF sample

Rated 4.06 of 5 – based on 19 votes